Limones encurtidos

Los limones encurtidos están llenos de sabor y fragancia. Es una receta muy fácil para que no se estropeen todos los limones de temporada. Son un clásico de la cocina marroquí. Más abajo te indicamos cómo puedes usarlos en tu cocina diaria. ¡Atrévete y disfruta de los beneficios del limón todo el año al mismo tiempo que cuidas tu flora intestinal!. ¡¡Doble ganancia!!

ingredientes

  • Preparación 20 min , Periodo de fermentacion 1 mes +
  • Equipo: Tarro  cristal de 2L  y pesos – tarro de clip
  • 315 g sal marina gruesa sin refinar
  • 10 limones  – suficientes para llenar el tarro – para fermentar son mejores los que tienen la piel más gruesa
  • Puñado de granos de pimienta
  • 2 hojas de laurel
  • 5 granos de cardamomo

modo de preparación

  1. Cortar los limones en 4 partes (a lo largo). En un bol grande masajear los limones con la sal e ir exprimiendo el zumo en el proceso.
  2. Mezclar la pimienta, laurel y cardamomo.
  3. Transferir los limones al tarro, de manera que quepan todos en el tarro, apretados y casi sin espacios libres. Echar todo el jugo de limón y sal que quede en el bol. Puede que necesites exprimir más limones para obtener suficiente zumo que cubra bien los limones.
  4. Colocar peso* encima de los limones de manera que queden sumergidos y cubiertos por el zumo de limón con la sal.
  5. Cerrar el tarro y dejar a temperatura ambiente durante un día o dos, y moviendo el contenido durante este tiempo para que se distribuyan bien el zumo y la sal.
  6. Dejar en un sitio tranquilo y fresco, oscuro a ser posible, durante al menos un mes

imagenes de los pasos

notas

  • *Peso– Como peso puedes usar una manzana o naranja que quepa en el tarro y que al cerrar la tapa empuje los limones hacia debajo de modo que queden cubiertos. También puedes usar un canto rodado o pesos de cerámica o cristal  que se compran específicos para fermentar
  • Cómo se usan los limones encurtidos:
    • Para usar en tu cocina diaria o también para añadir a otros preparaciones de fermentados vegetales
    • Son un clásico de la cocina marroquí y allí se usan acompañando al tagine o al cuscús, como un condimento que se añade a final. De igual modo lo puedes hacer con un guiso slow de pollo o carne o cualquier curry vegetal.
    • A mí me encanta añadir un cuarto de limón encurtido a un salteado de kale u otra hoja verde. Aporta muchísimo frescor y sabor intenso que de modo inmediato hace mucho más sabrosos estos salteado que a veces pueden resultar aburridos.
    • Puedes picarlo finamente y añadirlo a las aceitunas

Receta del libro “Ferment for good” de Sharon Flynn

Deja tu comentario